HISTORIA

Samshield ofrece cascos de equitación fabricados con materiales de alta calidad que aportan más seguridad (activa y pasiva), más comodidad, con materiales de alta calidad y capacidad de personalización.

El creador de Samshield, Sam Maloigne, después de haber sido piloto profesional internacional de motocross/supercross de 1980 a 1990, y luego director de ventas de Oakley eyewear, comienza a rodar en 2003 con sus amigos jinetes en CSO.

Compra su primer casco de montar, el producto insignia de la época y queda inmediatamente decepcionado por sus fallos técnicos. Comprueba cómo algunos jinetes de caballos profesionales también están insatisfechos.

Apasionado de los productos bellos, y especialmente de los cascos, decide iniciar un proyecto para crear cascos de equitación que aportaran más seguridad (basándose en su experiencia con los cascos de motocross).

Sam Maloigne conoce a Oliviar Taco, estudiante de diseño y creador de los zapatos Iguaneye durante su trabajo en Oakley. Con su ayuda y con la de tres jóvenes y futuros talentos de la CSO (Nicolas Delmotte, Simon Delestre y Kevin Staut) comienzan a desarrollar producto.

Sustancialmente influenciado por Jim Jannard, el creador de Oackley, Sam tiene en cuenta la filosofía del genio americano para los otros productos que va a crear: «Lanzar un producto sólo cuando esté seguro de que será el mejor del mercado». Más adelante, seguirá solicitando al mismo diseñador y los mismos jinetes, siendo ahora uno de los mejores jinetes del mundo.

FILOSOFÍA

Samshield es el resultado de una mezcla entre las necesidades del joven jinete, la energía creativa del joven diseñador y la visión técnica del ingeniero.

La filosofía de Samshield es siempre proponer productos avanzados en términos de seguridad activa y pasiva, comodidad, higiene, calidad de material y acabado, así como personalización.

La equitación exige innovación, y Samshield añade elegancia y distinción.

PRODUCTOS